lunes, 23 de mayo de 2016

Pago de guardia comunitarias, realizadas por Técnico de Enfermería de la Red de Servicios de Salud de Huamanga

Muchos profesionales de la salud, que laboran en los Hospitales del Ministerio de Salud, no les abonan el pago de las guardias comunitarias, para que cumpla con el pago tienen que iniciar un proceso judicial, a continuación publicamos la sentencia de vista, correspondiente al presente caso.


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE AYACUCHO
SALA ESPECIALIZADA EN LO CIVIL


Expediente : 00170-2011-0-0501-JR-CA-02.
Demandante: Surama Ferrel Lizarme de Sauñe
Demandado          :  Director Ejecutivo de la Red de Servicios de Salud de 
                      Huamanga
Materia       :  Reconocimiento o Restablecimiento de Derecho

SENTENCIA  DE  VISTA

Resolución número
Ayacucho,  03 de noviembre del 2014

VISTO; En audiencia pública, el expediente del rubro; de conformidad con lo opinado por el Fiscal Superior en su dictamen de folios 388-391 por los fundamentos pertinentes de la recurrida; y teniendo en cuenta además:

I.         PRETENSION DE LA DEMANDA:
Doña Surama Ferrel Lizarme de Sauñe, mediante demanda de folios 107-112,  solicita el pago integro de sus remuneraciones por concepto de guardias comunitarias e incentivos laborales por el concepto de Asignación Extraordinaria por Trabajo Asistencial-AETAS, que le adeudan desde el mes de enero de dos mil dos hasta la actualidad, dirigiéndola contra el Director Ejecutivo de la Red de Servicios de Salud de Huamanga.

II.       MATERIA DE RECURSO:

Es materia de pronunciamiento la sentencia contenida en la resolución número 17 de fecha 20 de diciembre del 2013, que corre a folios 344-348, mediante la cual el Juzgado de Primera Instancia declara FUNDADA en parte la demanda interpuesta Surama Ferrel Lizarme de Sauñe contra el Director Ejecutivo de la Red de Servicios de Salud de Huamanga; en consecuencia ORDENA: que la entidad demandada en el término de DIEZ DÍAS de notificada con la presente sentencia, cumpla con abonar el pago de Guardias Hospitalarias, es decir  montos dejados de percibir desde el año dos mil cinco hasta el año dos mil diez; e IMPROCEDENTE su pedido de pago por concepto de Asignación Extraordinaria por Trabajo Asistencial-AETAS; Sin costos ni costas.

III.     ARGUMENTOS DEL RECURSO:

El Director de la Unidad Ejecutora- Red Salud de Huamanga, interpone recurso de apelación, mediante escrito de folios 352-354, sustentando en los siguientes fundamentos:
·        En la sentencia impugnada se ha incurrido en error de hecho al haberse resaltado que ha trabajado desde el año 2005 hasta el mes de enero del 2010, así como que ha prestado servicios de guardias hospitalarias, sin embargo más adelante sostiene que se le ha abonado el pago de guardias hospitalarias durante los meses de junio, julio, setiembre, octubre y noviembre del 2010, lo cual no guarda coherencia con el fallo, en el que se ordena en forma genérica el pago de dichas guardias desde el año 2005 al 2010 sin precisar los meses que corresponden.

El Procurador Público Regional a cargo de la defensa del Gobierno Regional  promueve el recurso de apelación de folios 360-363, contra la sentencia expedida en autos, sustentado en los siguientes fundamentos:
·         La sentencia recurrida le causa agravio al ordenar el pago de guardias  hospitalarias, sin que medie un acto administrativo que reconozca tal concepto remunerativo del periodo 2002 al 2009, tal como preceptúa el artículo 27 de la Resolución Ministerial  No. 573-92-SA/DM.
·         Tampoco  el A quo ha tomado en cuenta que toda programación de guardias deben ser aprobadas con una anticipación no menor de 10 días útiles al primer día del mes en que se efectúa además el reporte debe contar con el visto bueno del jefe de departamento.


IV.     CONSIDERACIONES:

4.1.- La finalidad del proceso contencioso administrativo previsto en el artículo 148 de la Constitución y la Ley 27584, es ejercer un control de legalidad sobre los actos o resoluciones de la administración pública que causen estado; en ese sentido, la labor del juzgador debe concretarse a examinar los términos en que fue propuesto el reclamo administrativo, pues de ello resulta indispensable para evaluar la decisión adoptada por la autoridad administrativa.

4.2.- Previo a resolver la cuestión de fondo, se observa de la revisión de autos, que la apelación interpuesta por José Deyvis Anicama Barrios en calidad de Director de la Unidad Ejecutora-Red Salud de Huamanga, contra la resolución diez de fecha 24 de abril del 2013, en el extremo que impone una multa de una unidad de referencia procesal a la Dirección de la Unidad Ejecutora- Red Salud de Huamanga no ha sido materia de análisis por parte de esta Sala Superior, debido a que dicho recurso no fue elevado sino hasta verificada la apelación de la sentencia, pese a haberse ordenado su tramitación sin efecto suspensivo.

4.3.- No obstante lo expuesto, en observancia del Debido Proceso,  corresponde previamente analizar la resolución diez, materia de apelación. En tal sentido, se verifica de autos, que mediante resolución once de fecha 20 de agosto del 2013, el Juzgado de Primera Instancia ha procedido a la corrección de la resolución materia de apelación en el extremo cuestionado, al haber  incurrido en un error material evidente en la denominación de la entidad demandada, consignada como Dirección Regional de Educación, cuando lo correcto es Dirección de la Unidad Ejecutora-Red de Salud de Huamanga, por lo que, el vicio que se denunció a través de la apelación respectiva ha quedado subsanado. Asimismo cabe acotar, que el error material en que incurrió el Juzgado no amerita ni justifica el retardo y desatención por parte de la entidad demandada en el cumplimiento oportuno del mandato judicial para la remisión del expediente administrativo, tanto más si conforme se señala en el Reglamento de Cobranza de Multas Impuestas por el Poder Judicial, que el mismo recurrente invoca, “el juez en uso de sus facultades coercitivas y sancionadoras impondrá multa a las personas involucradas directa o indirectamente en un proceso por mandato imperativo de la Ley  y/o cuando realicen actos que ameriten esta sanción”, por lo que apreciándose de autos, que en el decurso del proceso la entidad demandada ha quedado plenamente identificada, y por tanto que el mandato judicial para la remisión del expediente administrativo siempre estuvo dirigida a esta, conforme se aprecia del auto admisorio de folios 114 y resolución de folios 183-187 (fijación de puntos controvertidos), y no es sino hasta la imposición de la medida coercitiva que la entidad demandada cumplió con presentar copias de las planillas únicas de pago correspondientes a los años 2011 y 2012, las hojas de control de prestación de guardias, entre otros documentos, por lo que la resolución apelada debe confirmarse.

4.4.- Ahora bien, resolviendo la cuestión de fondo y conforme se tiene de la demanda de folios 107-112, la pretensión de la actora se concreta en el pago integro de sus remuneraciones por concepto de guardias comunitarias e incentivos laborales por el concepto de Asignación Extraordinaria por Trabajo Asistencial-AETAS, que le adeuda hasta la actualidad la Red de Servicios de Salud de Huamanga (actualmente constituido en Unidad Ejecutora 406). Refiere que labora en el Centro de Salud de Santa Elena- ACLAS Santa Elena de la Red de Servicios de Salud de Huamanga desde el mes de enero del 2012, con el cargo de técnico en enfermería- nivel remunerativo STC, sujeto al régimen laboral público  regulado por el Decreto Legislativo 276, precisando que hasta el mes de agosto del 2009 ha laborado como contratada en plaza orgánica presupuestada, y a partir del mes de setiembre del 2009 viene laborando en condición de nombrada. Agrega, que desde su incorporación a la Administración Pública y por su calificación de Técnico en Enfermería, ha cumplido labores netamente asistenciales, las mismas que son de carácter permanente, los turnos establecidos en la programación de rol correspondiente, los que comprendían guardias comunitarias, sin embargo desde la fecha de su ingreso, esto es desde el mes de enero del 2001 hasta agosto del año 2009, la entidad demandada nunca ha cumplido con abonar sus remuneraciones por el concepto de guardias comunitarias, pese a haberse requerido su pago mediante carta notarial. Asimismo respecto a las Aetas, esto es, los incentivos laborales por concepto de Asignación Extraordinaria por trabajo Asistencial- AETA, señala que en el caso de la Dirección Regional de Salud de Ayacucho, a la cual también pertenece la entidad demandada, por cuestiones presupuestales  inicialmente se ha venido otorgando únicamente cinco aetas mensuales, las que han sido incrementadas hasta el año 2010 en un total de 19 aetas, percibiendo todos los servidores asistenciales de la Dirección Regional de Salud de Ayacucho, la suma de s/ 570.00 mensuales por dicho concepto, sin embargo en el caso de la actora, no se cumple con abonarle desde el inicio de sus labores hasta la actualidad dicho incentivo.              

4.5.- El artículo 9° de la Ley N° 28561- Ley que regula el Trabajo de los Técnicos y Auxiliares Asistenciales de Salud, prescribe: “La jornada laboral de dichos trabajadores es de treinta y seis horas semanales o su equivalente de ciento cincuenta horas mensuales, incluyendo la jornada de guardia diurna y nocturna; y por su parte el artículo 22° de la Resolución Ministerial N° 573-92-SA/DM que aprueba el Reglamento de la Administración de guardias hospitalarias para el personal asistencial de los establecimiento del Ministerio de Salud, referidos a la conceptualización, programación, aprobación, supervisión, control y pago de asunción de responsabilidad para la correcta ejecución de las guardias hospitalarias, prescribe: “que la remuneración compensatoria por guardia hospitalaria es la remuneración especial que se otorga al personal contratado o nombrado las que percibirá en el establecimiento donde ejecutaron la programación mensual de las guardias hospitalarias.

4.6.- Delimitado el petitorio de la demanda así como el punto controvertido materia de de probanza, cabe analizar si a la demandante le corresponde el pago de guardias comunitarias y el Incentivo Laboral- AETAS que reclama. Siendo así, de la Constancia expedida por la Dirección Regional de Salud de Ayacucho de folios 05, así como de la Resolución Directoral número 1011-2009-GRA/DIRESA-DR, de fecha 02 de setiembre del 2009 (fojas 6-8), se evidencia que la demandante fue nombrada como Técnico en Enfermería I del Centro de Salud Santa Elena, estableciéndose el pago de las guardias hospitalarias cuando el Ministerio de Economía y Finanzas asigne el crédito presupuestario al Pliego Gobierno Regional de Ayacucho.

4.7.- No obstante, lo vertido anteriormente, de la revisión del Rol de Turnos de Trabajo que obra a folios 11- 68 se aprecia que la recurrente ha prestado sus servicios de Guardias Hospitalarias, durante los meses de  marzo, abril, agosto, setiembre y octubre del año 2005, asimismo en abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2006, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2007, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre y diciembre del 2008, enero, abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre  del 2009 y enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2010, mientras tanto de las boletas de pago de haberes que obran a folios 69- 106 se advierte que se ha efectuado el pago por dicho concepto, únicamente durante los meses de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre y noviembre del año 2010.

4.8.- En este sentido, habiendo quedado demostrado con las documentales antes citadas, la prestación del servicio de guardias hospitalarias por parte de la actora Surama Ferrel Lizarme de Sauñe, durante los meses de marzo, abril, agosto, setiembre y octubre del año 2005, asimismo en abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2006, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2007, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre y diciembre del 2008, enero, abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2009, así como el incumplimiento de la contraprestación que corresponde por dicho concepto por parte de la Red de Servicios de Salud de Huamanga, durante los mismos meses, resulta amparable en parte la pretensión del pago de las guardias hospitalarias, esto es sólo respecto a los meses que en forma acreditada se han prestado y que no han sido materia de la contraprestación debida; ya que al constituir trabajo efectivamente realizado, no puede ser desconocido para efectos de su retribución, bajo el fundamento de no haberse aprobado la programación de guardias hospitalarias con una anticipación no menor de 10 días útiles al primer día del mes en que se efectúa ni tampoco en razón de que el reporte no cuenta con el visto bueno del jefe de departamento, entre otras justificaciones, las que no pueden soslayar el respeto a la dignidad del trabajador y sus derechos laborales, tanto más si por disposición de la norma Constitucional contenida en el artículo 23, ninguna relación laboral puede limitar el ejercicio de los derechos constitucionales, ni desconocer o rebajar la dignidad del trabajador, asimismo, nadie está obligado a prestar trabajo sin retribución.

IV.- DECISION

En consecuencia, por los fundamentos expuestos; REVOCARON en parte la sentencia apelada contenida en la resolución número 17 de fecha 20 de diciembre del 2013, que corre a folios 344-348, mediante la cual el Juzgado de Primera Instancia declara fundada en parte la demanda interpuesta Surama Ferrel Lizarme de Sauñe contra el Director Ejecutivo de la Red de Servicios de Salud de Huamanga; en el extremo  que ORDENA: que la entidad demandada en el término de DIEZ DÍAS de notificada con la presente sentencia, cumpla con abonar el pago de Guardias Hospitalarias, es decir  montos dejados de percibir desde el año dos mil cinco hasta el año dos mil diez; y REFORMANDOLA: ORDENARON; que la entidad demandada, cumpla con abonar el pago de Guardias Hospitalarias, correspondientes a los meses de marzo, abril, agosto, setiembre y octubre del año 2005, abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2006, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2007, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, setiembre, octubre y diciembre del 2008, enero, abril, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2009, debiendo a dicho efecto realizar las acciones y/o gestiones necesarias tendientes a regularizar la calificación, liquidación e incorporación en la planilla única de pagos de las remuneraciones compensatorias por guardia hospitalaria dejadas de percibir, en un plazo no mayor de quince días hábiles siguientes a su notificación; bajo apercibimiento de poner en conocimiento del Ministerio Público para el inicio del proceso penal por el delito de desobediencia y resistencia a la autoridad, sin perjuicio de imponérsele multa. Sin costas ni costos procesales. Asimismo; CONFIRMARON la resolución apelada contenida en la resolución número diez de fecha 24 de abril del 2013, que impone una multa de una unidad de referencia procesal a la Dirección de la Unidad Ejecutora- Red Salud de Huamanga. NotifÍquese y los devolvieron.

S.S.
PRADO PRADO.-
HUAMANI MENDOZA
VEGA JAIME.-












No hay comentarios:

Publicar un comentario