sábado, 21 de mayo de 2016

LOS SERVIDORES PÚBLICOS Y OBREROS CONTRATADOS POR LAS MUNICIPALIDADES

Los servidores públicos y obreros contratados por las Municipales desde la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Municipalidades, del 27 de mayo del 2003 hasta la entrega en vigencia del Decreto Legislativo N° 1057, el 29 de junio del 2008, sólo podían ser contratados bajo el régimen laboral de la actividad privada.
Adjuntamos sentencia de vista expedida por la Sala Mixta Permanente de Ventanilla y asimismo la casación expedido por la Corte Suprema.


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE VENTANILLA
SALA MIXTA PERMANENTE

EXPEDIENTE N°       : 00133-2014-0-3301-SP-LA-02
DEMANDANTE          : JUAN BORJA LAZON
DEMANDADO                        : MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE VENTANILLA
MATERIA                    : NULIDAD DE DESPIDO.
FECHA DE VISTA     : 28 DE ENERO DEL 2015

SENTENCIA DE VISTA

Ventanilla, veintinueve de enero
del dos mil quince.-

I. PARTE EXPOSITIVA:

PRIMERO: MATERIA DE APELACIÓN:
Viene en apelación con efecto suspensivo, la sentencia emitida mediante resolución número DIECINUEVE de fecha veinticinco de junio del dos mil catorce, obrante de fojas 417 al 427, que resuelve declarar FUNDADA la demanda interpuesta por JUAN BORJA LAZON  contra la Municipalidad Distrital de Ventanilla sobre Nulidad de Despido.

SEGUNDO: CONTROL DEL PLAZO:
·   Fecha de notificación de la Resolución N° 19 (sentencia) al apelante Municipalidad Distrital de Ventanilla: 30 de julio del 2014 (foja 428 vuelta).
·   Fecha de Apelación: 31 de julio de 2014 (fojas 432 a 439).
Conclusión: La apelación fue interpuesta en el plazo legal de 05 días (párrafo segundo del artículo 52° de la Ley Procesal del Trabajo – Ley N° 26636), teniendo en cuenta el periodo de huelga de los trabajadores del Poder Judicial.

TERCERO: EXPRESIÓN DE AGRAVIOS:
El Procurador Público de la entidad demandada Municipalidad Distrital de Ventanilla expresa como principales fundamentos de su recurso de apelación los siguientes:
v     Que, la resolución comete grave error de derecho en su séptimo y octavo considerando al determinar que de la función que realizaba el accionante (jardinero), se puede concluir que la actividad o servicio para el cual fue contratado, no era por su naturaleza una de contratación por locación de servicios, denotando ello subordinación; tal aseveración se encuentra fuera de la realidad conforme se desprende de las cláusulas Segunda, Quinta y Sexta del contrato de locación de servicios, ya que el accionante fue contratado bajo contrato de servicios no personales, para prestar servicios en el cuidado del ornato, en el Programa Áreas Verdes, lo que dio origen a una relación de carácter civil.

v     Que la resolución comete grave error de derecho en su décimo, decimoprimero, decimosegundo, décimo tercero y décimo cuarto considerando al determinar que el demandante suscribió con la demandada sucesivos contratos de servicios no personales, en el terreno de los hechos lo que se verifico fue una contratación laboral conforme al régimen de la actividad privada; sobre el particular el demandante tuvo dos modalidades contractuales con la demandada, por contrato de servicios no personales, por el periodo del 10 de enero del 2007 al 31 de agosto del 2008; y, bajo el régimen del CAS del 08 de setiembre al 28 de diciembre del 2010; respecto al primer periodo ha operado la caducidad para iniciar la acción, conforme al artículo 36° del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728.

v     Que la resolución comete grave error de derecho en su décimo quinto y décimo sexto considerando  determinar que no le resulta aplicable al demandante el régimen CAS por el principio de continuidad laboral que se verifica en su caso, y que también la relación que existía entre el accionante y la Municipalidad Distrital de Ventanilla era de naturaleza laboral sujeta al régimen de la actividad privada con carácter indeterminado; sobre el particular según los pronunciamientos del Tribunal Constitucional, en las sentencias contenidas en el Expediente N° 0002-2010-PI/TC, se estableció el CAS es un régimen laboral constitucional, siendo una de sus características especiales la temporalidad; asimismo, en Expediente N° 03818-2009-PA/TC se estableció que: “resulta innecesario e irrelevante que se dilucide si con anterioridad a la suscripción del contrato administrativo de servicios el demandante había prestado servicios de contenido laboral encubiertos mediante contratos civiles, pues en el caso de que ello hubiese ocurrido, dicha situación de fraude constituye un período independiente del inicio del contrato administrativo de servicios”.
v     Que. la resolución comete grave error de derecho en su décimo noveno considerando al determinar que entre las partes, existió relación laboral sujeta al régimen laboral de la activada privada de carácter indeterminado y continuado.
v     Que la resolución, comete grave error de derecho en su vigésimo, vigésimo segundo, vigésimo tercero considerando al determinar que el despido del cual objeto el accionante se debió a la filiación a un Sindicato o a la participación en actividades sindicales, así como haber presentado un reclamo por incumplimiento de las normas laborales y cese de hostilización contra su empleador, al respecto nunca se produjo un despido nulo, sino simplemente el vencimiento del plazo del contrato del demandante (bajo el régimen CAS).
v     Que la resolución comete grave error de derecho en su vigésimo cuarto, considerando, al considerar que corresponde la restitución del accionante, quien estuvo contratado bajo el régimen CAS del Decreto Legislativo N° 1057; al respecto es necesario acotar lo dispuesto por el Tribunal Constitucional, recaído en el Expediente N° 03818-2009-PA/TG, que en su fundamento 7, acápite d) sostiene que en el régimen especial CAS no resulta aplicable el régimen procesal de eficacia restitutoria.

II.            PARTE CONSIDERATIVA:

PRIMERO: Que, el recurso de apelación tiene por objeto que el órgano jurisdiccional superior examine, a solicitud de parte o de tercero legitimado, la resolución que les produzca agravio, con el propósito de que sea anulada o revocada, total o parcialmente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 364º del Código Procesal Civil, aplicable de forma supletoria a los procesos laborales.

SEGUNDO: Los medios probatorios tienen por finalidad acreditar los hechos expuestos por las partes, producir certeza en el Juez respecto de los puntos controvertidos y fundamentar sus decisiones, de conformidad con lo señalado en el artículo 188º del Código Procesal Civil; asimismo conforme dispone el artículo 27° de la Ley N° 26636, Procesal del Trabajo: “Corresponde a las partes probar sus afirmaciones y esencialmente: 1.- Al trabajador probar la existencia del vínculo laboral; 2.- Al empleador demandado probar el cumplimiento de las obligaciones contenidas en las normas legales, los convenios colectivos, la costumbre, el reglamento interno y el contrato individual del trabajo; 3.- Al empleado la causa de despido; al trabajador probar la existencia del despido, su nulidad cuando la invoque y la hostilidad de la que fuera objeto”.

TERCERO: Que, mediante la Sentencia N° 01154-2011-PA/TC, de fecha 13 de diciembre de 2011, el Tribunal Constitucional cambió el criterio expuesto en la Sentencia N° 00002-2010-PI/TC, de fecha 07 de setiembre de 2010, estableciendo que: "(…) atendiendo al carácter irrenunciable de los derechos laborales que preconiza el artículo 26° de la Constitución, resulta relevante destacar la continuidad en las labores administrativas realizadas por la demandante independientemente de la modalidad de su contratación”, a efectos de determinar que los supuestos contratos de locación de servicios y posteriores contratos administrativos de servicios encubrieron, en realidad, una relación de naturaleza laboral y no civil.

CUARTO: De la demanda y anexos de fojas 2 al 66 presentada por JUAN BORJA LAZON se advierte que solicita se declare la nulidad del despido efectuado por la demandada Municipalidad Distrital de Ventanilla con fecha 29 de diciembre del año 2010, y se ordene su reposición como servidor obrero permanente de la entidad demandada bajo contrato laboral de tipo indeterminado sujeto al régimen laboral de la actividad privada y se disponga el cálculo y pago de las remuneraciones devengadas desde la fecha del despido nulo hasta el momento de su efectiva reposición con los intereses legales, así como el pago de costas y costos, señalando que laboró para la entidad demandada desde el 05 de enero del 2003 al 29 de diciembre del año 2010, fecha en que fue despedido, habiendo tenido un contrato de trabajo de duración indeterminada, señalando que inicialmente suscribió contratos de naturaleza civil y posteriormente Contratos Administrativos de Servicios, y que desde el 30 de setiembre del 2009 no ha suscrito contrato alguno con la demandada ya sea civil, laboral, CAS y/o especial evidenciándose un Contrato de Trabajo de duración indeterminada hasta la fecha del despido nulo.
QUINTO: Que, de los contratos celebrados entre la demandada Municipalidad Distrital de Ventanilla con el accionante JUAN BORJA LAZON, corrientes de fojas 141 al 174, se aprecia que el demandante ha laborado bajo dos modalidades contractuales y en dos periodos diferenciados: el primer periodo, desde el 10 de enero del 2007 hasta el 12 de mayo del 2008 bajo la modalidad de servicios no personales, en el servicio de cuidado del ornato y demás actividades que al respecto le encargue el Programa Áreas Verdes de la Municipalidad Distrital de Ventanilla; y, el segundo periodo, desde el 08 de setiembre del 2008 hasta el 28 de diciembre del año 2010 bajo el régimen laboral de Contrato Administrativos de Servicios (CAS), en el servicio del ornato del distrito y demás actividades relacionadas que le encargue la Unidad Orgánica de la Sub Gerencia de áreas Verdes y Ornato, conforme se desprende de la cláusula segunda a fojas 174.
SEXTO: Igualmente, consta a fojas 140 el Informe Escalafonario N° 001-2011-SGRH-GA/MDV, que el demandante laboró para la demandada con contrato de servicios no personales, sin solución de continuidad, desde el 01 de enero del 2007 al 12 de mayo del 2008; y, con Contrato Administrativo de Servicios por sustitución, desde el 08 de setiembre del 2008 hasta el 28 de diciembre del 2010, recibiendo las sumas mensuales de s/ 600.00; s/.700 y s/. 600 y s/. 700.00 Nuevos Soles.
SÉPTIMO: Que, conforme al artículo 1764º del Código Civil, el contrato de locación de servicios es definido como el acuerdo de voluntades por el cual: “el locador se obliga, sin estar subordinado al comitente, a prestarle sus servicios por cierto tiempo o para un trabajo determinado, a cambio de una retribución”; por su parte la relación laboral se caracteriza por la existencia de tres elementos esenciales que la definen, los cuales son: (i) prestación personal de servicios, (ii) subordinación y (iii) remuneración; de lo que se infiere que el elemento diferenciador del contrato de trabajo respecto al contrato de locación de servicios es la subordinación del trabajador a su empleador[1].
OCTAVO: Que, del análisis de los contratos de locación de servicios de fojas 171 a 174, se aprecia de la cláusula segunda que el actor fue contratado para desarrollar labores para el cuidado del ornato y demás actividades que le encargue el Programa de Áreas Verdes de la Municipalidad Distrital de Ventanilla; de la cláusula tercera se observa que recibía una remuneración mensual variable de s/ 600.00; s/ 700.00, s/.600.00 y s/. 700.00 nuevos Soles, previa la presentación del recibo por honorarios y la conformidad emitida por el Programa de Áreas Verdes; asimismo, en la cláusula quinta se establece que la Municipalidad, a través del área usuaria, realizará “el control y supervisión para el cumplimiento del presente contrato”, lo que evidencia que la vinculación existente en dicho periodo reviste naturaleza laboral, habiendo el actor desarrollado sus labores en forma personal, por una retribución fija y permanente, bajo dependencia y subordinación.
NOVENO: Conforme al artículo 37° de la LEY Nº 27972 - Ley Orgánica de Municipalidades, publicada el 27 de mayo del 2003: “Los funcionarios y empleados de las municipalidades se sujetan al régimen laboral general aplicable a la administración pública, conforme a ley. Los obreros que prestan sus servicios a las municipalidades son servidores públicos sujetos al régimen laboral de la actividad privada, reconociéndoles los derechos y beneficios inherentes a dicho régimen” (el resaltado y el subrayado son nuestros), el cual fue modificado por el Decreto Legislativo N° 1057 que regula el régimen especial de contratación administrativa de servicios, vigente desde el 29 de junio del 2008, que en el articulo 1°, de su texto original, lo define como: “El contrato administrativo de servicios es una modalidad contractual administrativa y privativa del Estado, que vincula a una entidad pública con una persona natural que presta servicios de manera no autónoma. Se rige por normas de derecho público y confiere a las partes únicamente los beneficios y las obligaciones que establece el Decreto Legislativo Nº 1057 y el presente reglamento. No está sujeto a las disposiciones del Decreto Legislativo Nº 276 -Ley de Bases de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público-, ni al régimen laboral de la actividad privada, ni a ningún otro régimen de carrera especial”. En tal sentido, los servidores públicos y obreros contratados por las Municipales desde la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Municipalidades, del 27 de mayo del 2003 hasta la entrega en vigencia del Decreto Legislativo N° 1057, el 29 de junio del 2008, sólo podían ser contratados bajo el régimen laboral de la actividad privada.
DÉCIMO: Que, por lo merituado en los considerandos anteriores, en el presente caso se concluye que, bajo el  principio de primacía de la realidad, que los contratos de locación  de servicios celebrados entre las partes, encubrieron una relación de naturaleza laboral y no civil, por lo que al accionante le correspondía ser contratado bajo el régimen laboral de la actividad privada; en tal sentido teniendo en consideración la vocación de continuidad (permanencia) del vínculo laboral, no se podía modificar este estatus laboral, por lo que en aplicación del principio de irrenunciabilidad de derechos y principio protector al trabajador, los posteriores contratos administrativos de servicios celebrados entre las partes son inválidos, no habiendo operado la caducidad para iniciar la acción respecto al primer periodo laborado (locación de servicios) por la continuidad del vínculo laboral existente entre el trabajador y el empleador, el mismo que se interrumpió el 29 de diciembre del 2010.
DÉCIMO PRIMERO:  En relación al motivo del despido del demandante, debe estarse a lo resuelto por el A Quo en los considerandos Vigésimo al Vigésimo Cuarto en cuanto a que las pruebas consistentes en la copia certificada de la denuncia policial obrante a fojas 2; la carta de requerimiento de cumplimiento de normas laborales y cese de hostilización obrantes de fojas 4 al 5; las cartas dirigidas por la Federación Nacional de Obreros Municipales del Perú al Alcalde de la Municipalidad Distrital de Ventanilla comunicándole la afiliación de trabajadores, entre ellos, el demandante, de fojas 6 a 15; si bien no prueban de manera directa que el motivo del despido, conforme a las circunstancias del caso, como son el despido del trabajador efectuado el 28 de diciembre del 2010, y el ocultamiento de la relación laboral, se puede concluir que el despido del cual objeto el accionante se debió a la filiación a un Sindicato o a la participación en actividades sindicales, así como haber presentado un reclamo por incumplimiento de las normas laborales y cese de hostilización contra su empleador. En consecuencia, se ha vulnerado el derecho constitucional al trabajo, siendo el despido efectuado nulo, por lo que corresponde la reposición del demandante en el cargo que venía desempeñando.

DÉCIMO SEGUNDO: Respecto al apartamiento la doctrina jurisprudencial contenida en la Sentencia N° 3818-2009-PA/TC, de fecha 12 de octubre del 2010, debe estarse a lo resuelto por la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República, en la Casación N° 00007-2012 -La Libertad, de fecha 11 de mayo del 2011, respecto a que: “(…) en ésta no se aborda en específico el periodo previo al contrato administrativo de servicios - CAS, en donde se discuta la desnaturalización de una contratación fraudulenta y se predique respecto de la misma la existencia de un contrato laboral, razón por la cual no constituye antecedente para la aplicación del régimen de contratación administrativa de servicios”, razón por la cual no puede aplicarse al presente caso.

III.           PARTE RESOLUTIVA:

La Sala Superior Mixta Permanente de Ventanilla, por los argumentos de la parte considerativa, ha resuelto:

1.-   Se CONFIRME la sentencia contenida en la resolución número DIECINUEVE, de fecha diez de junio del dos mil catorce, obrante de fojas 399 al 409, que resuelve declarar FUNDADA la demanda interpuesta por JUAN BORJA LAZON contra la Municipalidad Distrital de Ventanilla sobre Nulidad de Despido, con lo demás que contiene.

2.-   Se disponga que por Secretaría se devuelva oportunamente el expediente al juzgado de origen y se notifique conforme a ley.
En los seguidos por JUAN BORJA LAZON contra la Municipalidad Distrital de Ventanilla sobre Nulidad de Despido.

Ss.

CUADROS MENDOZA

ESCOBAR INGA
       Ponente

HUARCAYA CABEZAS
  



[1] EXP. N°  719-2010-BE (S)






No hay comentarios:

Publicar un comentario